Despidos: evolución legal a través de la historia

Se denomina despidos a aquellas situaciones en las que el empleador decide dar por terminado el contrato o relación laboral que había establecido con el trabajador o empleado. Por supuesto, estas situaciones existen desde siempre; sin embargo, la forma de entender y manejarlas ha cambiado en la medida en que han ido evolucionando las ideas sociales y económicas, así como el rol del Estado en la protección de sus habitantes.

Hoy dia y en la mayoría de las economías tanto de las llamadas desarrolladas como sub desarrolladas o emergentes, existen leyes muy claras que defienden encarecidamente a los empleados por las situaciones que se puedan generar como consecuencia de la extinción unilateral de la relación laboral.

Evolución legal de los despidos

En un principio, el sistema imperante de despidos era el “libre despido”. De esta manera, el trabajador se encontraba a merced del empleador quien tenía la potestad de decidir, sin reparar en mayores razones, el fin de la relación laboral. Eran otras épocas y quienes tenían el poder mandaban en todas las situaciones y eran apoyados por el estado, en regímenes autoritarios y aristócratas sin mediar posibilidad alguna de reclamo por parte de quien se encontraba en condiciones desfavorables: el empleado.

No era necesaria la expresión de causa, por lo que actualmente este sistema no es aceptado por la doctrina ortodoxa. Por esta razón se pasó a un sistema regulado, denominado más adelante de “despidos regulados”. Bajo este sistema el trabajador se encuentra protegido por derechos que el empleador deberá cumplir en caso de que decidiera finiquitar la relación laboral. Estos derechos forman parte del contrato de trabajo amparado en la legislación de cada país donde se prevén estas situaciones.

Esta protección implica ciertas restricciones para realizar los despidos, como la necesidad de expresión de causa, obligaciones de pago, notificaciones, entre otras. De esta forma, el trabajador puede tener la seguridad de que en caso de ser despedido puede contar con cierta protección laboral según la leyes del país. En este sentido, es necesario recalcar que el ámbito de abogados y leyes se encuentre al servicio de la protección laboral del empleado frente al empleador, en aras de propiciar el establecimiento de una relación más equitativa. Mediante el logro de esta equidad se ha conseguido que los trabajadores estén mas tranquilos al estar protegidos y como consecuencia también el patrono ha ganado: se ha comprobado que las productividades de los empleados han aumentado al encontrarse sin la presión de poder quedarse sin trabajo de un dia para el otro sin mediar razón alguna.

Modalidad de inmovilidad laboral

Sin duda, hay distintas modalidades de despidos, las cuales se rigen por las distintas leyes y normativas dictadas al respecto que varían entre los países aunque la gran mayoría están basadas en códigos creados por la organización mundial del trabajo (OMT).

Por ejemplo, un caso particular relacionado a los sistemas de despidos es la “inmovilidad laboral”. Bajo este sistema el empleado o trabajador se encuentra completamente protegido ante la posibilidad de un despido puesto que, por diversas razones, generalmente dictadas luego de un proceso de conciliación o litigio, la empresa o el empleador se encuentran absolutamente imposibilitados de despedirlo. Solamente debido a razones de fuerza mayor (por ejemplo, si quiebra la empresa) es posible despedir al empleado y esta es una gran tranquilidad para el trabajador.

La modalidad de inmovilidad laboral suele ser mucho más común en el área donde se desenvuelven los funcionarios públicos que en la empresa privada. Aun así, actualmente la inmovilidad laboral está cayendo en desuso, debido a los altos costos para las entidades y a la preponderancia de las ideas liberales. Ya no existe tanto como antes la impunidad que tenían los trabajadores públicos del estado que en muchos países eran “inamovibles” de sus puestos. Hoy día si se comprueba fehacientemente algún tipo de irregularidad se toman las mismas medidas que en las empresas privadas.

Finalmente, cabe que señalar que la regularización de los despidos es el sistema imperante en la actualidad, siendo los estados quienes tienen la obligación de velar por que el cumplimiento de las leyes y normas correspondientes a este tema. Por su parte, el libre mercado deberá cumplir las restricciones y aceptar la protección de los trabajadores, mientras que el Estado deberá crear entidades y designar autoridades que velen por la seguridad y bienestar de los trabajadores, es decir, porque todos sus derechos sean respetados a cabalidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba