Las cartas de despidos y renuncias como documento jurídico

Una de las características de los casos de despidos y renuncias y específicamente en lo que concierne a despidos es la carta de despido, un documento que tiene su valor jurídico y a la vez es aclaratorio en varios de los puntos que llevan a que la relación laboral culmine de esta manera. Dentro de las convenciones y convenios que los trabajadores han logrado a lo largo de una rica historia de conquistas en la relación para con sus empleadores destacan varios estatutos que tienen que ver con despidos y renuncias y se separan dos casos perfectamente diferenciados que son por un lado el despido disciplinado donde la relación contractual laboral culmina en buenos términos y se llega en común entre las partes, a un acuerdo que libere al empleador de ciertas responsabilidades y por otro lado el empleado se retire sin hacer más reclamaciones que las que le corresponde por ley. Por otro lado, encontramos el despido disciplinario que tiene en cuenta una mala terminación del contrato de trabajo entre el empleador y su empleado.
Cartas de despidos y renuncias por medidas disciplinarias

Como mencionamos en el párrafo anterior y dentro del marco de los despidos y renuncias que se incluyen en la ley, se configura la causal de despido por medidas disciplinarias y es en la práctica cuando el empresario decide unilateralmente y con fundadas razones, la culminación del contrato de trabajo por cierto o ciertos hechos que violen la buena fe en el desempeño de sus tareas y cuya sanción consta en el mencionado contrato. Debemos separar bien claramente los casos de despidos y renuncias, puesto que el empleador puede y de hecho en muchos casos se da, presionar e incluso obligar al trabajador a firmar una carta de renuncia y esto tiene muchos matices.

Dentro de estos matices podemos encontrar los casos en que el trabajador reconoce sus faltas y ante la poca probabilidad de que se puedan separar los casos de despidos y renuncias, su abogado laborista le aconseje transar firmando una carta de renuncia para que todo culmine en los mejores términos posibles. Esto por supuesto que es uno de los extremos y se da por lo general cuando el profesional que conoce la causa y ha estudiado de manera pormenorizada cada uno de los puntos de ésta, sabe que en el caso de llegar a una instancia judicial el empleado tiene todo para perder sin oportunidad. En esta situación se decide hacer de los despidos y renuncias un solo caso y firmar la carta de renuncia cobrando sólo los haberes correspondientes a todos los puntos menos el de despido.
Carta de despido dentro del marco jurídico

En el mundo de los abogados y leyes que forman el marco jurídico de una sociedad se encuentra como mencionamos, la causal de despido justificada y es cuando surge la figura de la carta de despidos y renuncias pero en este caso para el despido unilateral sin derecho a reclamación más que la que la ley le confiere. Dentro de las características que deben ser tenidas en cuenta a la hora de formalizar este documento, encontramos la obligatoriedad de que sea una carta por escrito en papel y no un medio digital (cabe aclarar que puede ser redactada en un medio digital pero a posteriori debe ser impresa para poder estampar las firmas correspondientes) y por más que esto parezca obvio, en el complejo mundo de los despidos y renuncias la legislación prevé todo sin que nada quede librado al azar.

Otra de las características de la carta de despidos y renuncias para el despido con causal real, es que debe hacer constancia en forma clara de los hechos que motivan este despido y por lo general las empresas solo dejan anotado que la causa es la transgresión en el trabajo de la buena fe que existe por parte del empleado y que está marcada por las condiciones del contrato de trabajo. Pues el trabajador debe exigir que esto sea lo más claro posible y tener una buena asesoría laboral que le apoye en todas las instancias.
Notificación al trabajador y fecha de las cartas de despidos y renuncias

Por último, debemos destacar que estos documentos que se redactan para los casos de despidos y renuncias deben ser notificados al trabajador en tiempo y forma y este acto se lleva a cabo al momento de firmar cuando se le entrega al mismo una copia de estos documentos. Finalmente, en las cartas de despidos y renuncias debe constar claramente la fecha a partir de la cual cualquiera de estos dos casos tendrá efecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba